El síndrome del miembro fantasma

Me ha gustado tanto que no puedo evitar publicarlo

    Dicen que a los que les amputan un brazo o una pierna siguen sintiéndolos ahí mucho tiempo después. Lo llaman algo así como el síndrome del miembro fantasma, pero no es verdad. Al menos, no en mi caso: tú me arrancaste el corazón de cuajo y desde entonces que ya no siento nada.
    Por cierto, ¿qué hiciste con él?

Leído en Diario de ayer

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s